viernes, 4 de febrero de 2011

FUTURO DE LOS COLEGIOS PROFESIONALES

En el siglo pasado muchos Colegios Profesionales han crecido gracias a la obligatoriedad del visado de los trabajos de los propios colegiados sin aportar ningún valor al citado trabajo pero al ser obligatorio había que asumirlo como un impuesto más a pagar.

Y aquí está el problema y es la falta de valor que el propio visado aprotaba.  Hay que tener en cuenta que los Colegios son Corporaciones de Derecho Público y como tales deben aportar un valor a la sociedad y no deben incorporar un impuesto a un trabajo profesional.

Cuando en el día a día de nuestra vida compramos cosas o adquirimos un servicio siempre deseamos recibir un valor por el dinero que estamos pagando y si no nos aporta lo que esperamos simplemente no lo compramos o cambiamos de proveedor.  Bien este es el juego de nuestra economía y es el juego que nos hace crecer a todos (las empresas que no aportan valor no crecen o simplemente desaparecen).

Es por este motivo por el que he estado toda mi vida en contra de todo lo obligatorio y en particular de los visados, otra cosa es que hubieran aportado valor y me explico;  Si el visado hubiera sido un certificado de calidad del trabajo realizado por el colegiado habría ofrecido un valor a la sociedad al permitir la agilización de trámites en la Administración y por supuesto la contratación de menos empleados públicos, revisores de los trabajos profesionales (con lo importante que este tema es y más ahora que tanto hablamos de déficit de la Administración).

Pero claro aquí lo importante era visar, cobrar y no responsabilizarse de nada.

Podemos vivir sin el visado obligatorio y no pasaría nada, de hecho los nuevos trabajos profesionales no van visados y el sistema no se ha caido, me refiero a las evaluaciones de riesgos laborales o a los estudios de impacto ambiental.

Y ahora os pregunto ¿Cual es el futuro de los Colegios Profesionales?. 

Todo pasa por asumir un gran cambio y tener claro la importancia de dar valor por nuevos sevicios que se ofrezcan y por supuesto cobrar por ellos.  Los Colegios tienen la posibilidad de ofrecer múltiples servicios a sus colegiados y a la sociedad en general sin hacer la competencia a nadie y cobrar un justo precio por dichos servicios.

Pero las estructuras de muchos colegios no están preparadas para asumir este cambio tan brutal ya que todavía viven en el siglo pasado y adaptarse al nuevo siglo cuesta.  Aquí está el reto ¿Sabrán darse cuenta? ¿Están dirigidos los Colegios por profesionales competentes capaces de afrontar estos retos con garantías?

Me temo que muchos no serán capaces de afrontar este reto y simplemente fundirán el patrimonio hasta el máximo y luego ya se verá.  Es una pena.

Si eres directivo de un Colegio Profesional haz un plan estratégico y plantea que servicios vas a ofrecer a tu colectivo y a la sociedad en general, esta es la fórmula a largo plazo que permitirá la supervivencia de esta institución.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada